IAndes levanta primer edificio de oficinas con fachada bioactiva

El proyecto la Dehesa Work Plaza considera una inversión de UF 1,5 millones y se transforma en el primer proyecto inmobiliario en Chile en incorporar la moderna tecnología de placas bioactivas en su fachada, para el tratamiento efectivo de la contaminación ambiental.

Con una inversión total de UF 1,5 millones, el proyecto La Dehesa Work Plaza se convierte en el primer edificio de oficinas en Chile en incorporar la innovadora tecnología de fachadas recubiertas de superficies bioactivas de la firma italiana Laminam, que permite el tratamiento activo de elementos contaminantes en el aire.
Según Abishai Rovner, gerente general de Bercia,, empresa que provee este sistema en Chile, la incorporación de estas láminas en la fachada permitirá no sólo desarrollar una propuesta arquitectónica moderna e integrada paisajísticamente al entorno, sino sobre todo posicionarse como un aporte real a la descontaminación ambiental de la ciudad, en especial durante el período invernal cuando los índices de contaminación atmosférica de la Región Metropolitana son especialmente elevados. “Gracias a la instalación de estas losas bioactivas, el edificio se transformará en un limpiador natural del CO2 ambiental, procesando este contaminante en forma bioactiva como si se tratara de un organismo vivo pero con una estructura artificial, sin necesidad de una fuente de energía o renovación”.
Las láminas adosadas a la fachada del edificio, fueron construidas en Italia usando dióxido de aluminio. Esto permite reducir las bacterias y contaminantes del aire cuando entran en contacto con la superficie, ya que gracias a que su revestimiento reacciona con los rayos solares, descomponiendo y neutralizando el nitrógeno y el óxido de azufre. “Gracias a esta reacción química, la superficie del edifico es capaz de procesar biológicamente cada día el aire equivalente al que limpiaría una superficie de bosque natural. Además, las superficies tienen la capacidad de autolimpiarse con las aguas lluvia, limitando drásticamente las operaciones de limpieza y mantenimiento, asegurando un ahorro significativo en términos económicos, y manteniendo la calidad y el aspecto de la obra arquitectónica a lo largo del tiempo”, explicó el ejecutivo.

ESPACIOS VERDES

Matías Vicuña, gerente del proyecto La Dehesa Work Plaza, destacó que el uso de esta tecnología de fachadas bioactivas ha permitido el desarrollo de un proyecto eco sustentable, que junto con un valor estético, al simular madera, permite desarrollar una propuesta amigable con el medio ambiente, higienizando, limpiando y purificando el aire. Esto se complementa con una arquitectura que ha privilegiado el uso de luz natural en todos los ambientes, desde las propias oficinas hasta espacios comunes como el hall de acceso principal, lo que implica también importantes ahorros de energía por concepto de iluminación y acondicionamiento de aire. El ejecutivo destacó que este tipo de iniciativas se enmarca en el compromiso y tendencia de los desarrolladores inmobiliarios para diseñar proyectos cada vez más sustentables con el entorno y el medioambiente. “El futuro va hacia la utilización de este tipo de tecnologías de manera de hacer más eficientes los proyectos en términos ambientales. En este sentido, el uso de láminas de piedra sinterizada bioactiva en las fachadas, es una tendencia que va en aumento, ya que su incorporación en los proyectos inmobiliarios transforman estas iniciativas en espacios verdes reales, reciclables y libres de mantención, que permiten mejorar la calidad de vida de los usuarios, el aspecto general de un proyecto, pero sobre todo son un aporte importante al ambiente donde se encuentran insertos, purificando el aire como si se tratara de extensos bosques”, afirmó Vicuña.

Fuente: ladehesaworkplaza.cl